Tiendas de Barcelona

Botigues de Barcelona

Buscar
Estás en  |  Inicio  |  Noticias  |  Detalle
Català  |  Castellano

Noticias

La Barcelona de los gremios
La Barcelona de los gremios Reviewed by Botigues de Barcelona on Jan 16 Rating: 4.5 La Barcelona de los gremios Las calles de Argenteria, Corders, Llibreteria... los nombres de estas vías de Barcelona recuerdan el pasado gremial de la ciudad. Pero paseando por la zona antigua se pueden encontrar otros vestigios de estas organizaciones profesionales, como por ejemplo edificios y esculturas.

Los gremios tuvieron una gran importancia en la Barcelona de los siglos XVI y XVII. No eran sólo organizaciones profesionales, sino que también acumularon poder político y económico, los vestigios de los cuales se pueden encontrar en diferentes puntos de la ciudad.

En los alrededores del Born una gran cantidad de calles traen nombres de diferentes oficios artesanos. En aquella época se agrupaban por zonas y las vías han conservado denominaciones como por ejemplo Sabateria, Carders, Esparteria...

En la calle de Flassaders, en el número 40, se conserva un escudo que indica que en este edificio, hasta el siglo XIX, había la Real Fábrica de Moneda de la Corona de Aragón. Era conocida como la Seca y por eso el equipamiento cultural que hay ahora se conoce como La Seca Espaci Brossa.

Si cruzamos la calle Princesa llegamos a la calle Assaonadors, donde se dedicaban a tratar la piel. La sede del gremio estaba instalada en el número 1 y todavía se conserva una figura de San Juan Baptista, patrón de estos artesanos, y sobre la puerta se puede ver un peine que usaban para raspar las pieles.

Otro vestigio de esta época lo encontramos en la plaza de Sant Agustí Vell. Este espacio se creó cuando el 1825 se tiraron los molinos de agua que aprovechaban el curso de la reguera Condal y que se usaban para la industria textil de la zona.

Por eso el suelo de la plaza tiene una inclinación de levante a ponente, para aprovechar el curso del agua.

Si seguimos la calle Basses de Sant Per hacia arriba llegamos a la calle de Sant Pere Mitjà. Allí, en el número 52, encontramos la Farmacia Padrell, la más antigua de Barcelona.

A pesar de que el local es de estilo modernista, está documentada la existencia de esta farmacia desde el 1561.

Si pasamos por delante del Palau de la Música, en la calle de Sant Pere Més Alt, llegamos a la Vía Laietana. Allí está el edificio del Arte de la Seda. Se construyó en el siglo XVIII y allí se reunían los artesanos de la industria sedera más poderosos de la ciudad.

Muchas sedes de gremios se tuvieron que trasladar cuando se abrió Vía Laietana a principios del siglo XX.

De hecho, en la plaza de San Felipe Neri se trasladaron las fachadas de la casa del gremio de Sant Marc (de los zapateros) y la del gremio de los "Calderers", las dos del siglo XVI. Están situadas al costado norte y este de la plaza y se puede ver un escudo de Sant Marc en la primera, y un par de cucharas cruzadas (emblema de los "calderers") en la segunda.

Bien cerca, en la fachada lateral de la catedral situada en la calle Comtes de Barcelona, se pueden encontrar referencias gremiales. Indican el lugar de entierro de las personas que tenían capillas en el deambulatorio de la sede.

Y acabamos esta ruta en la plaza del Pi. En el número 3, estaba la sede del Gremio de "Revenedors". El edificio data de finales del siglo XVII a pesar de que los esgrafiados de la fachada se hicieron en 1781.

Fuente: Ayuntamiento de Barcelona
La Barcelona de los gremios
16 de enero, 2013 | 0 Opiniones

Las calles de Argenteria, Corders, Llibreteria... los nombres de estas vías de Barcelona recuerdan el pasado gremial de la ciudad. Pero paseando por la zona antigua se pueden encontrar otros vestigios de estas organizaciones profesionales, como por ejemplo edificios y esculturas.

Los gremios tuvieron una gran importancia en la Barcelona de los siglos XVI y XVII. No eran sólo organizaciones profesionales, sino que también acumularon poder político y económico, los vestigios de los cuales se pueden encontrar en diferentes puntos de la ciudad.

En los alrededores del Born una gran cantidad de calles traen nombres de diferentes oficios artesanos. En aquella época se agrupaban por zonas y las vías han conservado denominaciones como por ejemplo Sabateria, Carders, Esparteria...

En la calle de Flassaders, en el número 40, se conserva un escudo que indica que en este edificio, hasta el siglo XIX, había la Real Fábrica de Moneda de la Corona de Aragón. Era conocida como la Seca y por eso el equipamiento cultural que hay ahora se conoce como La Seca Espaci Brossa.

Si cruzamos la calle Princesa llegamos a la calle Assaonadors, donde se dedicaban a tratar la piel. La sede del gremio estaba instalada en el número 1 y todavía se conserva una figura de San Juan Baptista, patrón de estos artesanos, y sobre la puerta se puede ver un peine que usaban para raspar las pieles.

Otro vestigio de esta época lo encontramos en la plaza de Sant Agustí Vell. Este espacio se creó cuando el 1825 se tiraron los molinos de agua que aprovechaban el curso de la reguera Condal y que se usaban para la industria textil de la zona.

Por eso el suelo de la plaza tiene una inclinación de levante a ponente, para aprovechar el curso del agua.

Si seguimos la calle Basses de Sant Per hacia arriba llegamos a la calle de Sant Pere Mitjà. Allí, en el número 52, encontramos la Farmacia Padrell, la más antigua de Barcelona.

A pesar de que el local es de estilo modernista, está documentada la existencia de esta farmacia desde el 1561.

Si pasamos por delante del Palau de la Música, en la calle de Sant Pere Més Alt, llegamos a la Vía Laietana. Allí está el edificio del Arte de la Seda. Se construyó en el siglo XVIII y allí se reunían los artesanos de la industria sedera más poderosos de la ciudad.

Muchas sedes de gremios se tuvieron que trasladar cuando se abrió Vía Laietana a principios del siglo XX.

De hecho, en la plaza de San Felipe Neri se trasladaron las fachadas de la casa del gremio de Sant Marc (de los zapateros) y la del gremio de los "Calderers", las dos del siglo XVI. Están situadas al costado norte y este de la plaza y se puede ver un escudo de Sant Marc en la primera, y un par de cucharas cruzadas (emblema de los "calderers") en la segunda.

Bien cerca, en la fachada lateral de la catedral situada en la calle Comtes de Barcelona, se pueden encontrar referencias gremiales. Indican el lugar de entierro de las personas que tenían capillas en el deambulatorio de la sede.

Y acabamos esta ruta en la plaza del Pi. En el número 3, estaba la sede del Gremio de "Revenedors". El edificio data de finales del siglo XVII a pesar de que los esgrafiados de la fachada se hicieron en 1781.

Fuente: Ayuntamiento de Barcelona

Comentarios:
Hay 0 comentarios disponibles.

 

En Portada

11 de noviembre, 2015
Presentación Compra Eixample
Presentación Compra Eixample
24 de octubre, 2015
12 de mayo, 2015
Poemes que ens apropen
Poemes que ens apropen
11 de marzo, 2015
¡Sant Antoni está de fiesta!
¡Sant Antoni está de fiesta!
17 de enero, 2014
Taller Alpino
Taller Alpino
02 de enero, 2014
Secciones:
Inicio  |  Corporativo  |  Noticias  |  Actividades  |  Tiendas  |  Contactar
© 2018 Botigues de Barcelona.
Todos los derechos reservados. Nota Legal  |  Mapa Web  |  Política de Cookies
powered by: dommia